Fishman Surfboards

Fishman Surfboards

Bruce Smith, es australiano y lleva casi 45 años shapeando tablas de surf por Australia, Europa, USA, Ecuador y ahora en Chile. Su historia comienza en su país de origen, en donde comenzó shapeando tablas el año 1977, con 16 años. A los 18 años comenzó a shapear tablas para la marca Odyssey Surfboards, marca fundada por el shaper Nev Hyman, quien le vendió la marca a él y a su amigo Gus Simpson. La marca fue creciendo a medida que Bruce y otros buenos surfers iban compitiendo con sus tablas, logrando buenos resultados estatales y nacionales. En el año 1982 comenzó a viajar por Indonesia y Europa surfeando y haciendo tablas. El año 1985 fue a EE. UU invitado a shapear para la marca Wave Riding Vehicles (WRV), uno de los fabricantes más grandes de la costa este de ese país.

El año 1986 vendió su negocio en Australia y decidió radicarse en Mundaka, País Vasco, España, para desarrollar su propia marca de tablas: Mundaka Surf Company, y desde esta manera también representando las marcas de Wave Riding Vehicles (WRV) y Hot Buttered (HB) Australia. Desde el año 92` hasta el 98` montó un pequeño taller en Montañita, Ecuador, lo que le permitió escapar del invierno europeo, surfear y hacer tablas en ese lugar. El año 1999 Bruce visitó por primera vez a Chile, quedando enamorado de las olas y el país, por lo que repitió el viaje todos los años hasta el día de hoy. El año 2014 puso un taller junto a su amigo Elvis Muñoz, haciendo reparaciones, shapeando sus tablas Mundaka, y hace ya 4 años lanzó la marca Fishman Surfboards para Chile.

A lo largo de su vida Bruce, ha hecho más de 16.000 tablas. Toda su vida ha girado en torno al surf: Surfear, hacer tablas de surf, viajar, conocer nuevas olas y personas que compartan su amor y respeto por el mar y este deporte, usando sus manos, mente y alma en cada una de ellas. Cada tabla es diferente y está pensada y hecha a la medida del surfer, según sus necesidades, gustos, capacidades y características, para lograr una tabla funcional, que le entregue a quien la ocupe un momento de felicidad en el mar.